Obra corta de teatro infantil El Príncipe Rana

Bienvenidos a esta nueva obra de teatro corta para jóvenes niños y niñas. En esta ocasión, continuando con nuestro compromiso de acercar el teatro a los más pequeños de la casa, hemos elaborado una versión corta de la obra teatral de El Príncipe Rana.

Volvemos a adaptar una vez más un cuento original de Los Hermanos Grimm. Una obra no tan conocida pero que al igual que tantas otras de estos dos grandes autores nos enseñan valores muy importantes.

No perdáis más tiempo y descargar esta obra corta para peques en el botón de abajo de la página. Ya estais muy cerca de poder interpretar y disfrutar por el camino.

Para esta obra, tan solo necesitareis 4 personajes o incluso 3 si uno de los niños se atreve a interpretar a la rana y al príncipe. Sin embargo, será mucho más divertido y fácil cuantos más niños estén involucrados en la representación.

Adaptación de la obra El Príncipe Rana para niños

Al igual que otras obras cortas dirigidas a niños, esta adaptación teatral corta de El Príncipe Rana, contiene diálogos sencillos para que los niños puedan aprenderlos e interpretarlos sin mucho problema.

Deseamos que esta obra corta de teatro infantil os guste como a nosotros. Disfrutar de esta versión de Margaritatuya.com porque está creada especialmente para vosotros.

Autor: Hermanos Grimm

Adaptado por: Margaritatuya.com

Personajes: 4 Personajes

  • 👑 REY
  • 👸 PRINCESA
  • 🐸 RANA
  • 🤴 PRINCIPE

Guión de la obra corta de teatro: El Príncipe Rana

🎬 ACTO 1 – EN EL BOSQUE

(La Princesa entra, cantando y jugando con un balón de oro)

PRINCESA: ¡Qué día tan encantador! Estoy tan feliz con el balón de oro que mi padre me dio. Es tan hermoso que lo mantendré conmigo para siempre (ve un pozo y se detiene de repente). Vaya, nunca había visto este pozo antes, me pregunto de donde salió. (mira hacia abajo dentro del pozo). Es realmente profundo, debe tener kilómetros de profundidad. ¡Oh, no! He perdido mi pelota de oro en el pozo. ¿Qué puedo hacer? (comienza a llorar).

RANA: (saca la cabeza por detrás del pozo) Princesa, ¿por qué lloras?

PRINCESA: ¡Qué rana tan fea! ¡Aléjate de mí! Dejé caer mi bola dorada en el pozo. Si pudiera recuperarla, daría todo lo que tengo: mi ropa, mi collar de perlas, mi pulsera de diamantes, ¡e incluso la corona de oro que llevo puesta!

RANA: Yo puedo conseguir tu balón de oro, ¿pero qué haría yo con todas tus cosas finas?

PRINCESA: (Enojada) ¡Tu sabrás!

FROG: Sé que estás triste, así que conseguiré tu pelota de oro.

PRINCESA: ¿En serio? ¿Harías eso por mí?

RANA: Sí, pero sólo si me prometes que me dejarás vivir en el castillo.

PRINCESA: ¿Qué?

RANA: Y déjame ser tu compañera de juego.

PRINCESA: ¡Oh, Dios mío!

RANA: Y déjame comer de tu plato dorado.

PRINCESA: ¡Come de mi plato de oro!

RANA: Y déjame dormir en tu almohada.

PRINCESA: Oh sí, te prometo todo lo que desees, si me traes mi pelota de nuevo. (la princesa se dirige a la audiencia) Cómo habla la rana tonta, todo lo que hace es sentarse en el agua con las otras ranas y croar, no puede ser compañero de ningún ser humano.

RANA: Tendrás tu bola dorada (desaparece detrás del pozo).

PRINCESA: (mirando hacia abajo dentro del pozo) Dios mío, está muy oscuro ahí abajo. ¿Dónde está esa rana? No puedo verla. Apuesto a que ha robado mi bola dorada. (salta hacia atrás cuando la rana aparece con la pelota). ¡La encontraste! ¡La encontraste! (ella agarra la pelota y sale corriendo del escenario).

RANA: ¡Espera! ¡Espera! Prometiste llevarme de vuelta al castillo contigo. ¡Princesa! (sacude la cabeza y salta detrás del pozo).


🎬 ACTO 2 – EN EL COMEDOR DEL CASTILLO

(La Princesa y el Rey están cenando)

EL REY: Mi querida hija, desde que te di el balón de oro has tenido prisa por terminar tu cena.

PRINCESA: No puedo esperar a sostenerla de nuevo, padre. Es mi juguete favorito. (Llaman a la puerta). Me pregunto quién puede ser.

RANA: (desde fuera del escenario) Princesa, oh, Princesa, ¡abre la puerta! ¡Soy tu verdadero amor para siempre!

PRINCESA: (abre y cierra la puerta rápidamente) ¡Oh no, es la rana!

EL REY: (toca la frente de la princesa) Querida, estás pálida. ¿Qué es lo que pasa?

PRINCESA: (llorando) Hay una rana asquerosa en la puerta. Ayer, mientras estaba en el bosque sentada junto al pozo, mi bola dorada cayó al fondo. Y como lloré tanto, la rana me la sacó de nuevo, y como insistió tanto, le prometí que sería mi compañera, pero nunca pensé que sería capaz de salir del agua. Y ahora está ahí fuera, y quiere entrar en casa.

RANA: (llamando a la puerta) Princesa, oh, Princesa, ¡abre la puerta! ¿No recuerdas lo que me dijiste ayer junto a las frías aguas del pozo?

PRINCESA: Oh, padre, ¿qué debo hacer?

EL REY: Diste tu palabra y debes cumplirla. Deja entrar a la rana.

PRINCESA: Muy bien, padre. Entra, rana.

RANA: Gracias, Princesa. Tengo hambre, déjame comer de tu plato (salta a la mesa y comienza a comer). Esto es delicioso. He comido y ahora estoy satisfecho, y muy cansado (bosteza). Déjame dormir en tu almohada.

PRINCESA: ¿Tengo que hacerlo, padre?

REY: Sí, te ayudó cuando estabas en problemas. Y además, le diste tu palabra.

PRINCESA: Oh, está bien. Vamos, rana. Te llevaré arriba. (Mientras camina hacia la rana, cae el telón)


🎬 ACTO 3 – EN EL COMEDOR DEL CASTILLO

(La Princesa y el Rey están cenando)

EL REY: Hija, no estás comiendo.

PRINCESA: No tengo hambre, padre.

EL REY: ¡Come hija! Has dicho eso durante tres noches seguidas.

PRINCESA: Y por tres noches esa horrible rana ha regresado. Cada noche es lo mismo (imita la voz de la rana): ¡Princesa, oh Princesa, abre la puerta!

EL REY: Le diste tu palabra.

PRINCESA: Sí, pero cuando entra, come de mi plato. ¡Y es tan descuidado! Entonces debo llevarlo arriba y ponerlo en mi almohada. ¡Y está tan mojado! UGH! cada mañana, se va y me alegro.

LA RANA: (llama a la puerta) Princesa, oh Princesa, ¡abre la puerta!

PRINCESA: ¡Oh, no! ¡Está aquí otra vez!

EL REY: Abre la puerta.

PRINCESA: Padre, ¿tengo que hacerlo?

EL REY: Le diste tu palabra.

PRINCESA: (abre la puerta y ve a un apuesto príncipe) ¿Quién eres?

PRÍNCIPE: Soy un príncipe. Una bruja malvada me convirtió en una rana. Tuve que encontrar una hermosa princesa que me dejara comer de su plato y dormir en su almohada por tres noches seguidas. Entonces podría volver a ser un príncipe.

PRINCESA: No sé qué decir.

PRINCIPE: Di que te casarás conmigo y vendrás a vivir conmigo a mi palacio.

PRINCESA: Oh, sí. ¡Lo haré! (abraza al príncipe).

🎭 FIN.

Moraleja. ¿Qué podemos aprender de la obra corta El Príncipe Rana?

Esta obra de teatro corta intenta enseñar los valores de la bondad, honestidad, coraje y el respeto.

Lo que debemos resaltar de esta obra de los Hermando Grimm adaptada por Margaritatuya.com es que nunca pierdas de vista lo que es realmente importante:(la familia y el amor). Las apariencias son a menudo engañosas.

Crea tu propia versión de El Príncipe Rana

Al igual que nosotros hicimos una adaptación con nuestro estilo, vosotros podéis cambiar partes, modificar diálogos y adaptar la obra corta a vuestras necesidades. Si le ponéis un poco de imaginación e ilusión lograréis crear un espectáculo único para vuestro colegio o evento privado.

Recuerda que podéis añadir música, efectos de luces y tantas cosas como queráis para lograr una puesta en escena única.

Si vais a usar el salón de actos o gimnasio de la escuela, no dudéis en asaltar la clase de música y tomar prestado tantos instrumentos como queráis. En el teatro los límites los pone vuestra imaginación así que deseamos que esta obra de teatro corta sea un éxito allá donde la representáis.


Descargar Obra Corta Infantil El Príncipe Rana


¿Te gusto esta Obra?

Deja un comentario