Obra corta de teatro infantil La Cenicienta

Profesores y padres, esta obra de teatro infantil es lo que estábais buscando. Una versión corta de La Cenicienta escrita especialmente para un elenco de 8 personajes, incluyendo el narrador, con una puesta en escena fácil y sencilla para niños. ¡Este divertido guión de La Cenicienta será un gran éxito en tu escuela!

Adaptación de la obra La Cenicienta para niños

La Cenicienta de Margaritatuya.com lleva este clásico atemporal directamente a tu corazón. Este gran guión está escrito, con mucho cariño, por y para vosotros y los niños!

Esta obra corta de teatro escolar La Cenicienta, no requiere experiencia profesional en el teatro. Está escrita en términos simples con muchas sugerencias prácticas.

Autor: Hermanos Grimm

Adaptado por: Margaritatuya.com

Personajes: 8 Personajes

  • 📢 Narrador
  • 👩‍🦳 Madrastra
  • 👸 Cenicienta
  • 👩 Hermanastra 1
  • 👩‍🦰 Hermanastra 2
  • 🧚‍♀️ Hada madrina
  • 🤴 Príncipe
  • 🕰️ Reloj

Guion de la obra corta de teatro: La Cenicienta

🎬 Acto 1

Narrador: Cenicienta vive en una casa con su madrastra y sus dos hermanastras. Su madrastra nunca trabaja en la casa. Todos los días dice…

Madrastra: Cenicienta, lava los platos, Cenicienta, limpia la casa. ¡Cenicienta, trabaja, trabaja, trabaja!

Narrador: Su madrastra no es buena, es mala. Una de las hermanastras de Cenicienta es gorda con una gran nariz. La otra es delgada, con grandes orejas, y tampoco les gusta trabajar.

Hermanastra 1: ¡Cenicienta, ven aquí!

Hermanastra 2: ¡Cenicienta barre el suelo!

Hermanastra 1: ¡Cenicienta, límpiame los zapatos!

Hermanastra 2: ¡Cenicienta, peina mi cabello!


🎬 Acto 2

Narrador: Cenicienta es increíblemente hermosa y trabajadora, además es buena con su madrastra y con sus hermanastras. Un día reciben una invitación.

Hermanastra 1: madre, ¡Léela!

Hermanastra 2: ¿Qué dice?

Madrastra: Dice que todas las mujeres están invitadas a un baile.

Cenicienta: Oh, quiero ir al baile. Me gusta bailar.

Hermanastra: ¿Quieres ir al baile? ¡Debes estar loca!

Cenicienta: Sí, quiero ir al baile.


🎬 Acto 3

Narrador: Cenicienta trabaja duro y empieza a hacer los vestidos para su madrastra y sus hermanastras. No tiene tiempo para hacer su propio vestido.

Hermanastras: ¡Vamos al baile! ¡Vamos al baile!

Madrastra: Si no tienes un vestido, no irás al baile.

Narrador: Cenicienta comienza a llorar.

Cenicienta: No tengo un vestido bonito, tengo un vestido feo. No voy a ir al baile.

Hermanastras: ¡Qué lástima! Tenemos vestidos bonitos. ¡Adiós!

Narrador: De repente, Cenicienta ve una mujer increíblemente hermosa: Es su hada madrina.

Hada madrina: Ahora tienes un bonito vestido.

Narrador: Cenicienta mira su vestido y dice…

Cenicienta: ¡Sí, tengo un vestido bonito! Voy al baile. ¡Estoy feliz!

Hada madrina: Recuerda que debes volver a las doce en punto. ¡No lo olvides!

Cenicienta: ¡No, no lo olvidaré! Adiós.


🎬 Acto 4

Narrador: Cenicienta va al baile, y cuando entra en el palacio todo el mundo la mira.

Niña 1: ¡Qué niña tan bonita!

Niña 2: ¿Quién es ella?

Narrador: El apuesto príncipe la mira y dice…

Príncipe: Quiero bailar con ella.

Narrador: Él camina hacia donde ella está y dice.

Príncipe: ¿Quieres bailar conmigo?

Cenicienta: Sí, quiero bailar contigo.

Narrador: …y bailaron toda la noche. De repente, Cenicienta oye el golpe del reloj.

Reloj: Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez, once, doce.

Cenicienta: Tengo que irme.

Narrador: Cenicienta corre y corre fuera del palacio, pero se le cae uno de sus zapatos. El príncipe corre tras ella, pero no la ve.

Príncipe: ¡Espera! ¡Espera! ¿Cómo te llamas? ¿Dónde vives? ¡Espera!

Narrador: Entonces coge el zapato y dice…

Príncipe: ¿Dónde está? Ni siquiera sé su nombre, no sé nada de ella. Estoy increíblemente triste.

Narrador: A la mañana siguiente, cuando el príncipe se despierta, dice…

Príncipe: Debo encontrar a mi bella dama. ¡Tengo su zapato!


🎬 Acto 5

Narrador: Va al pueblo y la busca en todas las casas.

Príncipe: ¿Está la bella dama aquí?

Mujer 1: No, no está, y no sé dónde está.

Narrador: El príncipe va a otra casa, y a otra, y a otra… no la encuentra. Por fin, va a la casa de Cenicienta.

Príncipe: ¿Está la bella dama aquí?

Madrastra: Sí, está. Es el zapato de mi hija. Hija, ven aquí.

Hermanastra 1: Sí, madre.

Madrastra: Pruébate el zapato.

Narrador: Su hija, que es muy gorda, intenta ponerse el zapato.

Hermanastra 1: No puedo. Este zapato es demasiado pequeño, y mi pie es gordo. ¡Me duele! Este no es mi zapato.

Narrador: Mientras tanto, Cenicienta baja las escaleras y dice.

Cenicienta: Ese zapato es mío.

Hermanastras: ja, ja, ja. ¡Eres una tonta!

Cenicienta: ¡Sí, ese zapato es mío! Y yo tengo el otro.

Narrador: De repente aparece con su bonito vestido, y una vez más se ve increíblemente hermosa.

Príncipe: ¡Te quiero! ¡Te quiero! ¿Quieres casarte conmigo?

Cenicienta: Sí, quiero casarme contigo.

Narrador: Y ahora Cenicienta y el príncipe viven felices en el palacio.

Fin

Moraleja. ¿Qué podemos aprender de la Cenicienta?

1- Siempre sé amable, no importa qué – Un poco de amabilidad llega muy lejos, y sin duda Cenicienta es un alma amable. La bondad de Cenicienta le permite ser desinteresada, permanecer agradecida y apreciar a los demás.

2- Sé valiente y toma riesgos – De alguna manera, después de un largo día de trabajo duro, Cenicienta todavía encuentra el coraje de decir, «Puede que me traten como a una criada, pero también merezco ir al baile real!» Se arriesga a ir con su familia adoptiva, aunque no termine bien.

3- No dejes que los contratiempos te detengan – Esta lección va de la mano con la número 2. En lugar de quedarse en casa llorando, barriendo y haciendo una fiesta de lástima en solitario después de que su primer vestido de baile se arruine, Cenicienta se mantiene decidida y resistente para asistir al baile.

4- Nunca dejes de soñar. Ella cree que sus circunstancias pueden cambiar, y no se da por vencida en sus sueños. Así que cuando tiene la oportunidad de cambiar ciertos momentos, ya está preparada para abrazarlos.

5- Cree en ti mismo: Cenicienta es capaz de seguir soñando porque cree en sí misma y en su autoestima. A pesar de sus duras circunstancias y su difícil familia adoptiva, sigue eligiendo ser amable y valiente, para perseverar y permanecer firme en el intento de cambiar y hacerse cargo de su vida.

Crea tu propia versión de la cenicienta

Fácil de adaptar a las necesidades de tu escuela. Puedes usar este guión como base y adaptarlo a vuestros gustos, añadir personajes, canciones y escenas como desees.

Cenicienta se recomienda para niños a partir de los 4 años en adelante. Escenificación abierta! Usa tu gimnasio o cafetería! Cualquier sala grande es perfecta. Las piezas de vestuario y la escenografía pueden ser elaboradas si lo deseas o pueden ser hechas en el aula. Asalta el salón de música y usa instrumentos de percusión para encantar la obra.


Descargar Obra Corta Infantil La Cenicienta


¿Te gusto esta Obra? Asigna una puntuación a la obra de teatro corta para niños La cenicienta

Deja un comentario